En los últimos años, la presencia de desfibriladores externos automáticos (DEA) en espacios públicos como gimnasios, escuelas y lugares de trabajo ha aumentado significativamente, salvando innumerables vidas en situaciones críticas. Pero, ¿qué sucede cuando ocurre una emergencia cardíaca en casa? Aquí es donde un desfibrilador de acceso público puede marcar una diferencia vital.

En Adiemed, estamos comprometidos con la cardioprotección, y somos conscientes de la necesidad de una rápida respuesta ante una emergencia médica, ya que puede ser decisiva. Los desfibriladores automáticos, mediante un sistema de audioguía, están diseñados para que puedan ser utilizados por cualquier persona sin necesidad de conocimientos específicos, facilitado la ayuda a la víctima hasta la llegada e intervención de los equipos de emergencias. A través de este artículo, exploraremos cómo estos dispositivos vitales son una inversión accesible y esencial para cualquier comunidad.

¿Qué es un desfibrilador automático y cómo funciona?

Un desfibrilador DEA, también conocido como desfibrilador automático, es un dispositivo esencial en la respuesta a emergencias cardíacas. Su función principal es administrar una descarga eléctrica al corazón cuando detecta una arritmia potencialmente mortal, como la fibrilación ventricular o una taquicardia ventricular sin pulso. Estos dispositivos están diseñados para ser utilizados por personas sin formación médica específica, gracias a sus instrucciones claras a través de una audioguía que indica, paso por paso, lo que hay que hacer..

Existen principalmente dos tipos de desfibriladores automáticos: 

  • Los desfibriladores semi-automáticos (DESA) requieren que el usuario presione un botón para administrar la descarga después de que el dispositivo haya diagnosticado la necesidad de la misma.
  • Los desfibriladores totalmente automáticos (DEA), por otro lado, administran la descarga automáticamente sin la necesidad de intervención humana una vez que el dispositivo ha hecho su diagnóstico, lo cual elimina la necesidad de tener que presionar un botón, reduciendo el margen de error en situaciones críticas.

Ambos modelos están equipados con instrucciones de voz y visuales para guiar al usuario a través de todo el proceso, desde la colocación correcta de los electrodos hasta la administración de la descarga, asegurando una intervención rápida y eficaz.

¿Puede un desfibrilador provocar daños a la víctima?

El principal miedo que suele tener un usuario sin formación a la hora de utilizar un desfibrilador, es si puede provocar daños en la víctima. La respuesta es clara y sencilla: NO, un desfibrilador no va a provocar daños en la víctima, ya que, está pensado, diseñado y desarrollado para que esto no suceda. 

Una vez colocados los electrodos en la víctima, el DEA realiza, de forma continua, un análisis del estado del corazón (electrocardiograma) y solamente intervendrá en aquellos casos en los que detecte la necesidad de hacerlo.

La importancia de los desfibriladores en comunidades de vecinos

Las estadísticas indican que la intervención temprana en casos de paro cardíaco puede aumentar significativamente las tasas de supervivencia. Por ejemplo, la American Heart Association señala que una adecuada intervención dentro de los primeros minutos de un paro cardíaco puede incrementar la tasa de supervivencia en más del 50%.

Casos de estudio y testimonios de todo el mundo refuerzan la eficacia de tener un desfibrilador accesible en comunidades residenciales. En varios casos, vecinos sin formación médica previa han podido actuar rápidamente para salvar la vida de otros residentes, gracias a la presencia de un DEA y sus instrucciones fáciles de seguir. Expertos médicos también subrayan la importancia de estos dispositivos en entornos no médicos, ya que la mayoría de los paros cardíacos ocurren en el hogar.

DEA-Renting: Tranquilidad por menos de 2€ al mes

Una de las mayores preocupaciones al considerar la adquisición de un desfibrilador es, sin duda, el aspecto económico. En Adiemed, estamos comprometidos con la salud de las personas y nos esforzamos para poder ofrecer la mejor solución para cada circunstancia.

El modelo de renting es una excelente opción para las comunidades que desean hacerse con equipamiento médico de última tecnología, como nuestros desfibriladores, sin la carga financiera que implica una compra.

Este método no solo permite una gestión financiera totalmente desahogada, sino que también incluye mantenimiento y actualizaciones, asegurando que siempre tengan acceso a equipos de alta calidad y en óptimo estado de funcionamiento.

¿Por qué el DEA-Renting es la solución ideal?

  • Coste: Elimina la necesidad de una inversión inicial grande. Por una cuota mensual fija, la comunidad puede disponer de un desfibrilador automático sin desembolsar una cantidad significativa de dinero de una sola vez. Para una comunidad tipo de 24 vecinos, un DEA-Renting puede significar una cuota por vecino de entorno a 2€ mensuales.
  • Mantenimiento incluido: Nuestro servicio de renting incluye el mantenimiento regular y las actualizaciones necesarias sin costes adicionales. Esto no solo asegura que el dispositivo esté siempre listo para usar, sino que también elimina la preocupación sobre costes de mantenimiento imprevistos.
  • Flexibilidad: Al final del contrato de renting, las comunidades tienen la opción de renovar el acuerdo y actualizar a un modelo más avanzado, devolviendo el equipo, o adquirirlo a un precio muy reducido. Esto ofrece a la comunidad la flexibilidad de adaptarse a las nuevas generaciones y avances que pueda haber sin necesidad de tener que adquirir un equipo nuevo.
  • Facilidad: El proceso de adquisición a través del renting es rápido y sencillo. Adiemed se encarga de todo, desde la instalación hasta la formación básica de los residentes en el uso del desfibrilador, asegurando que todos estén preparados para actuar en caso de emergencia.

La implementación de un sistema de renting para desfibriladores en comunidades de vecinos no solo es una decisión acertada desde el punto de vista de la seguridad, sino también desde la perspectiva económica. Invitamos a las comunidades a considerar esta opción como una inversión en la tranquilidad y el bienestar de todos los residentes.

En Adiemed, estamos para asesorarte y ofrecerte las mejores opciones para tus necesidades.

Cómo escoger el desfibrilador adecuado para tu comunidad

La instalación de un desfibrilador en una comunidad de vecinos requiere la consideración de varios factores para asegurar que el dispositivo pueda ser utilizado de forma efectiva en caso de emergencia.

1. Evaluación de necesidades

  • Tamaño y distribución: Analiza el tamaño y la distribución del edificio o del complejo residencial para determinar si puede ser necesario más de uno. Un DEA por cada 24 vecinos es una consideración adecuada para poder acceder, de forma rápida, ante una emergencia. Hay que tener en cuenta que ante una parada cardiorrespiratoria, cada segundo cuenta ya que está estipulado que cada minuto sin atender a la víctima (sin realizar maniobras de reanimación) reduce la tasa de supervivencia en un 10%. Por tanto, es importante dimensionar tanto el número de DEAs como su ubicación para que su acceso sea rápido

2. Ubicación y señalización

  • Ubicación ideal: Elige ubicaciones que sean fácilmente accesibles y visibles. Idealmente, el desfibrilador debe estar ubicado a no más de un minuto de carrera desde cualquier punto del edificio. Las áreas cerca de las entradas principales y cerca de áreas comunes (piscina, gimnasio, etc.), son las opciones más efectivas.
  • Señalización clara: El desfibrilador debe estar en una vitrina que lo proteja y debe estar claramente señalizado con cartelería visible que indique su ubicación.  

Implementar un desfibrilador en tu comunidad no solo es una medida proactiva que puede salvar vidas, sino que también fomenta un entorno de cuidado y apoyo mutuo entre los vecinos.

Para saber más sobre cómo un desfibrilador puede beneficiar a tu comunidad, te invitamos a contactar a Adiemed.

Nuestro equipo está listo para ayudarte a seleccionar la opción ideal para tu comunidad y realizar un presupuesto acorde a tus necesidades.

No dudes en enviarnos un correo a: [email protected] o llamarnos al teléfono: +34 935 25 26 21 para obtener más información y empezar a dar los pasos hacia una comunidad más segura.

Compartir esta publicacion

Productos relacionados

comentarios (0)

No hay comentarios en este momento