Espirómetros

Descubre nuestra amplia gama de espirómetros, la herramienta esencial para el seguimiento de la función pulmonar.

Encuentra el modelo perfecto que se adapte a tus necesidades médicas o de salud en nuestro catálogo. Monitorea y mejora tu salud pulmonar con nuestros espirómetros de alta calidad.

Espirómetro PDD-301-SH con software

  Entrega 24-72 horas
795,00 €
(961,95 € IVA Incluido)
5 1
,
5/ 5 Espirómetro PDD-301-SH con software

El espirómetro PDD-301/SH , tanto de mesa como portátil con software, es un equipo de alta precisión, con un mantenimiento realmente económico y práctico gracias a su medidor de flujo desmontable. Además, cuenta con sensores integrados de temperatura ambiente, presión y humedad para una corrección BTPS completamente automática. Sin turbinas, sin problemas: este equipo te libera de preocupaciones y gastos adicionales.

(0/50)
  • -60,50 €

Espirómetro SP80B

  Entrega 24-72 horas
189,00 €
(228,69 € IVA Incluido)
5 1
,
5/ 5 Espirómetro SP80B

Espirómetro SP80B, es un dispositivo portátil diseñado para verificar de manera sencilla las condiciones pulmonares, es ideal para hospitales, clínicas y familias que buscan pruebas respiratorias rutinarias.

(0/50)
  • -12,10 €

Espirómetros: Monitoreo Avanzado de la Función Pulmonar

Los espirómetros son dispositivos esenciales en la evaluación de la función pulmonar. Ya sea que trabajes en el campo de la salud o estés interesado en el seguimiento de tu propia salud respiratoria, nuestra amplia gama de espirómetros te brinda las herramientas necesarias para un monitoreo avanzado y preciso. Descubre cómo estos dispositivos pueden ayudarte a evaluar la función de tus pulmones y mejorar tu calidad de vida.

¿Qué es un Espirómetro?

Un espirómetro es un dispositivo médico diseñado para monitorizar y evaluar la función pulmonar de una persona. Su principal función es registrar la cantidad de aire que una persona inhala y exhala, así como la velocidad y el volumen de estos flujos de aire. Los espirómetros son herramientas esenciales para evaluar la capacidad pulmonar, detectar enfermedades respiratorias y monitorear la respuesta al tratamiento en pacientes con afecciones pulmonares crónicas.

Existen varios tipos de espirómetros, incluidos los espirómetros de volumen y los espirómetros de flujo. Los espirómetros de volumen miden el volumen de aire que una persona puede inhalar o exhalar en función del tiempo, lo que es útil para evaluar la capacidad pulmonar y detectar afecciones como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Los espirómetros de flujo miden la velocidad del flujo de aire durante la inhalación y la exhalación, lo que es valioso para detectar obstrucciones en las vías respiratorias.

En el entorno médico, los espirómetros se utilizan para diagnosticar enfermedades pulmonares, evaluar la gravedad de las afecciones respiratorias, ajustar la medicación y realizar un seguimiento del progreso del tratamiento. También son valiosos para pacientes con enfermedades pulmonares crónicas que necesitan monitorear su función pulmonar en casa y para atletas que desean medir y optimizar su capacidad pulmonar para mejorar su rendimiento deportivo.

¿Cómo funciona un espirómetro?

Un espirómetro es un dispositivo que mide la función pulmonar, específicamente la cantidad de aire que una persona inhala y exhala, así como la velocidad de estos flujos de aire. A continuación, te explicaré cómo funciona un espirómetro:

  1. Inhalación y Exhalación: El funcionamiento básico de un espirómetro implica la inhalación y exhalación del paciente. El paciente toma una inhalación profunda y luego exhala todo el aire de los pulmones en el espirómetro.
  2. Registro de los Datos: El espirómetro registra los datos durante la inhalación y exhalación. Mide tanto el volumen de aire como la velocidad del flujo de aire durante estas fases.
  3. Curva de Flujo-Volumen: Los datos recopilados se representan en una curva de flujo-volumen, que muestra la cantidad de aire exhalada en función del tiempo. Esta curva es esencial para evaluar la función pulmonar y detectar cualquier anormalidad en el flujo de aire.
  4. Cálculos y Resultados: El espirómetro realiza cálculos para determinar varios parámetros, como la capacidad vital forzada (CVF), el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (VEF1) y otros valores importantes. Estos valores se utilizan para evaluar la función pulmonar y diagnosticar enfermedades respiratorias.
  5. Evaluación de las Mediciones: Un profesional de la salud revisa los resultados y compara los valores obtenidos con las normas y patrones de referencia. Esto permite determinar si la función pulmonar del paciente es normal o si hay indicios de obstrucción de las vías respiratorias, restricción pulmonar u otras afecciones.

En resumen, el funcionamiento de un espirómetro implica medir la cantidad de aire inhalado y exhalado por el paciente y registrar estos datos en una curva de flujo-volumen. Estos datos se utilizan para evaluar la función pulmonar y diagnosticar enfermedades respiratorias. El proceso es esencial para determinar la salud de los pulmones y ajustar el tratamiento en caso de afecciones pulmonares.

Tipos de Espirómetros

Existen dos tipos principales de espirómetros en función de cómo miden la función pulmonar: espirometría de flujo y espirometría de volumen. A continuación, te explicaré ambos tipos:

Espirometría de Flujo

La espirometría de flujo se centra en medir la velocidad del flujo de aire durante la inhalación y exhalación. Los espirómetros de flujo registran la rapidez con la que el aire entra y sale de los pulmones y pueden ser valiosos para detectar obstrucciones en las vías respiratorias y evaluar la respuesta a los broncodilatadores. Aquí tienes algunos ejemplos de espirómetros de flujo:

  • Espirometría de Flujo Máximo (Peak Flow Meter): Este dispositivo portátil mide la velocidad máxima a la que una persona puede exhalar aire de los pulmones. Es útil para el control del asma y la detección de obstrucciones de las vías respiratorias.
  • Espirometría de Flujo Volumen (F/V Curve): Registra la relación entre el flujo de aire y el volumen pulmonar en función del tiempo. Es útil para evaluar el flujo de aire en diversas fases de la respiración.

Espirometría de Volumen

La espirometría de volumen se enfoca en medir el volumen de aire que una persona es capaz de inhalar y exhalar en función del tiempo. Estos dispositivos son ideales para evaluar la capacidad pulmonar y detectar enfermedades respiratorias como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Algunos ejemplos de espirómetros de volumen incluyen:

  • Espirometría Forzada (FVC - Forced Vital Capacity): Mide la cantidad máxima de aire que una persona puede exhalar después de una inhalación profunda.
  • Volumen Esencial (FEV1 - Forced Expiratory Volume in 1 second): Registra el volumen de aire exhalado en el primer segundo de una espiración forzada. Es un indicador importante en la evaluación de la función pulmonar.
  • Volumen Residual (RV - Residual Volume): Mide la cantidad de aire que queda en los pulmones después de una exhalación máxima.

Cada tipo de espirometría tiene sus propias aplicaciones y ventajas. La elección del tipo de espirómetro dependerá de los objetivos de la evaluación de la función pulmonar y la afección específica del paciente. Los profesionales de la salud utilizan estos dispositivos para diagnosticar enfermedades respiratorias, evaluar la respuesta al tratamiento y realizar un seguimiento de la función pulmonar a lo largo del tiempo.

En Adiemed, tenemos todas estas categorías que podrían interesarte: