Pulsioxímetros

Pulsioxímetro de mano YK-820A

  Entrega 24-72 horas
119,00 €
(143,99 € IVA Incluido)

Pulsioxímetro recargable con sonda de mano. Puede almacenar 90 horas de registros de 100 pacientes. Apto para todos los grupos de edad; adulto, pediátrico y neonato. Menú fácil de usar con función de bloqueo de teclas para evitar la activación accidental del dispositivo. Sistema de ahorro de energía gracias a su función de apagado automático. Pantalla a color con brillo ajustable. Dispone de dos modos de visualización; muestra la forma de onda en una pantalla y los datos en la otra.

(0/50)
  • -55,66 €

Pulsioxímetro pediátrico - MD300C5

  Entrega 24-72 horas
33,00 €
(39,93 € IVA Incluido)

Oxímetro de pulso con la mejor relación calidad-precio del sector. Un equipo con sensor adaptado a pacientes infantiles, ideal para medir la frecuencia cardiaca y la saturación de oxígeno en niños.

(0/50)
  • -4,44 €

¿Qué es la pulsioximetría y cómo funciona?

La pulsioximetría es una técnica no invasiva utilizada para medir la saturación de oxígeno en la sangre y la frecuencia del pulso. Se basa en el principio de que la sangre oxigenada y la desoxigenada absorben la luz de diferentes maneras. 

El dispositivo utilizado para realizar la medición, consta de un sensor que se coloca en una parte del cuerpo, como el dedo, el lóbulo de la oreja o el pie. Este sensor emite dos longitudes de onda de luz, generalmente roja e infrarroja, a través del tejido. Luego, detecta la cantidad de luz absorbida por la hemoglobina y calcula la saturación de oxígeno en la sangre y la frecuencia del pulso.

El funcionamiento del pulsioxímetro se basa en la capacidad de la hemoglobina para absorber la luz. La hemoglobina oxigenada absorbe más luz infrarroja y permite el paso de más luz roja, mientras que la hemoglobina desoxigenada tiene un comportamiento opuesto. El dispositivo interpreta estas diferencias y proporciona los resultados en forma de porcentaje de saturación de oxígeno y frecuencia del pulso.

Es una herramienta sencilla y vital en el monitoreo de la salud y se utiliza tanto en entornos clínicos como en el hogar para obtener información crucial sobre la función pulmonar y la circulación sanguínea.

¿Cuál es la importancia de la pulsioximetría en la monitorización de la salud?

La pulsioximetría desempeña un papel fundamental en la monitorización de la salud por varias razones:

- Evaluación de la saturación de oxígeno: La medición de la saturación de oxígeno en la sangre proporciona información vital sobre la capacidad del sistema respiratorio para suministrar oxígeno al cuerpo. Esto es especialmente relevante en personas con afecciones pulmonares, como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y en aquellos que sufren de insuficiencia respiratoria aguda o crónica.

- Detección temprana de problemas respiratorios: La pulsioximetría puede ayudar a detectar de manera temprana problemas respiratorios o cardíacos, como la apnea del sueño, la insuficiencia cardíaca congestiva o el síndrome de dificultad respiratoria en los recién nacidos. Esto permite una intervención rápida y adecuada para evitar complicaciones y mejorar la calidad de vida del paciente.

- Monitoreo durante procedimientos médicos: Durante intervenciones quirúrgicas, procedimientos invasivos o administración de anestesia, la pulsioximetría se utiliza para vigilar la función pulmonar y garantizar la oxigenación adecuada del paciente. Esto ayuda a prevenir eventos adversos y asegura un manejo seguro durante el procedimiento.

- Evaluación del rendimiento físico: Los atletas y las personas involucradas en actividades físicas intensas pueden utilizar la pulsioximetría para evaluar su rendimiento y nivel de condición física. La medición de la saturación de oxígeno antes, durante y después del ejercicio proporciona información valiosa sobre la eficiencia respiratoria y la capacidad de recuperación.

- Monitoreo en el hogar: Los pulsioxímetros portátiles permiten a los pacientes realizar mediciones en casa, lo que facilita el seguimiento regular de la saturación de oxígeno y la frecuencia del pulso. Esto es especialmente útil para aquellos con enfermedades crónicas, como la enfermedad pulmonar o cardíaca, y permite una gestión proactiva de su salud en consulta con los profesionales médicos.

¿Cómo se utiliza un pulsioxímetro y es fácil de usar?

Utilizar un pulsioxímetro es bastante sencillo y no requiere de habilidades especiales. Aquí te explicamos cómo se utiliza:

Asegúrate de que las baterías del pulsioxímetro estén cargadas y de que la sonda esté limpia. Coloca tu dedo índice, medio o anular (preferiblemente) en la sonda del pulsioxímetro, asegurándote de que quede bien ajustado.

Enciende el pulsioxímetro presionando el botón de encendido o, en algunos modelos, insertando el dedo en la sonda para activarlo automáticamente.

Espera unos segundos hasta que el pulsioxímetro muestre la lectura de la saturación de oxígeno y la frecuencia del pulso en su pantalla. La saturación de oxígeno se muestra como un porcentaje (%), y la frecuencia del pulso como un número en pulsaciones por minuto (ppm).

Una vez obtenida la lectura, podrás interpretarla de la siguiente manera: una saturación de oxígeno saludable en adultos suele estar entre el 95% y el 100%, mientras que una frecuencia del pulso normal en reposo está entre 60 y 100 ppm. Si tienes alguna preocupación o si los valores obtenidos están fuera de los rangos normales, es recomendable consultar a un profesional de la salud.

¿Qué parámetros mide un pulsioxímetro y qué información proporciona?

Un pulsioxímetro mide principalmente dos parámetros clave relacionados con la oxigenación de la sangre:

- Saturación de oxígeno (SpO2): La saturación de oxígeno es un indicador de la cantidad de oxígeno presente en la sangre. Se expresa como un porcentaje y representa la proporción de hemoglobina (la proteína que transporta el oxígeno) que está unida al oxígeno. Un nivel saludable de saturación de oxígeno en sangre es generalmente de al menos el 95% o más.

- Frecuencia del pulso: La frecuencia del pulso se refiere a la cantidad de latidos del corazón por minuto. El pulsioxímetro utiliza la información capturada de las pulsaciones en el dedo para calcular y mostrar la frecuencia del pulso en su pantalla.

Es importante tener en cuenta que siempre es recomendable consultar a un médico si tienes inquietudes sobre tu salud o si los valores obtenidos están fuera de los rangos normales.

En Adiemed te ofrecemos el mejor equipamiento médico profesional en todos los ámbitos. Visita nuestras otras categorías y descubre la calidad de nuestros productos.